miércoles, 1 de septiembre de 2010

Felicidades


A San Régulo lo mandó decapitar Totila, rey de los godos, en el año 542. Por lo leído, al rey le molestaba que el obispo viviese como un hippy en las playas de Toscana. Debe de haber actas de su martirio porque algunos hagiógrafos sostuvieron, citándolas, que el santo había caminado varios estadios con su cabeza ya cortada entre sus manos. Fe. En la ciudad de Luca se veneran las reliquias de San Régulo, y en la casa de uno, la de antes, la de siempre, se festeja su onomástica.

(Felicidades, mama)

Con San Régulo todos los años se acaba el verano y empieza el curso. Éste no, éste va a ser distinto. Veinte años de trabajo dieron para uno de descanso. Empieza hoy, aquí, Biblioteca Real de Bélgica, en Bruselas.

5 comentarios:

Á.V. dijo...

Pues enhorabuena, Antonio. Que lo disfrutes.
Un abrazo, Álvaro

Mena dijo...

Aproveita bem este teu ano sabático.Tudo de bom para vocês
Besito
mena

Juan Carlos Sierra dijo...

Qué buena idea un año sabático, Antonio. Es un buen momento para ello, para leer, para escribir,... Un abrazo.

antónio dijo...

Gracias Álvaro, Mena, Juan Carlos... en cuanto tenga casa os mando la dirección, por si os apeteciera.

luis dijo...

¡Vaya morro tenemos!
Me alegro mucho por ti. Y también me alegro por mi, porque tendrás ocasión de leer y de escribir mucho más. Lo voy a disfrutar.
Un fuerte abrazo